#Autismo en peques y la gestión del tiempo. Me preguntaron qué hacer para gestionar las esperas a un niño poco verbal que aún no entiende los conceptos de los minutos, las horas… #TEA

Primero comentar que el concepto del tiempo, los años, meses, días, horas es algo relativamente complejo y requiere de un aprendizaje continuo. Por otro lado para una persona autista las inconcreciones y la esperas son una fuente de ansiedad potencial enorme. Si a una persona autista adulta cosas como «espera un momento» le pueden causar ansiedad, imaginaos a un niño para el que además el concepto de tiempo no está claro y no tiene un mecanismo de anticipación que le ayude a esa espera.
Entonces ¿qué se puede hacer? Bien, siempre hay que partir como digo muchas veces del soporte visual. Y más a estas edades y si hay dificultades de comprensión, lo que digamos siempre se debe apoyar en lo visual o le liaremos más… Si aún no entiende el concepto del tiempo y el uso de los relojes para «contarlo» hagamos uno que si pueda entender, aunque tengamos que ser nosotros los que vayamos calculando su paso. Al fin y al cabo, seguramente lo que necesite saber es cuando «se llega», o «se acaba» una espera, y poder ir viendo como se «consume» ese tiempo que queda hasta la meta. Usando el concepto de un reloj de arena, que podamos modificar dependiendo de la circunstancia hicimos esto.
Con este panel, en el que vamos moviendo la flecha según avance el tiempo de espera por ejemplo (da igual que sean 5, 10, que 30 m.), el niño puede ir viendo que esa espera se va «acabando» y de esta manera controlar su ansiedad y no sufrir por la impredictibilidad de la espera.
Consultoría psicológica presencial y on-line.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *